La apertura de las sesiones ordinarias de la Legislatura Porteña, contó con un video que mostraba algo que aterra a los que se miran el ombligo: “la realidad”.

“La única verdad es la realidad”, repiten quienes parafrasean a “Perón”, e ignoran que él la tomó prestada de “Aristóteles”, pero la “verdad” y la “realidad” no se condicen con el pasado de Buenos Aires. Demagogia y populismo fue lo que nos gobernó desde la segunda mitad de la década del ’90, pero en fin, así como se impuso “la bailanta” y dentro de ella “el mezcladito”, la ciudad se transformó en una mezcla de “museta y de mimí”.

Pueden comulgar con las ideas de Macri o no, pero me parece lo más indicado en éstos momentos, dejar las ambiciones políticas y poderosas de lado, para intentar reconstruir la ciudad.

Me interesaría proponer una encuesta:

  • ¿Alguna mamá puede decir que lleva sin problemas a sus hijos a la plaza?

A-Siempre los llevo sin problemas

B-Los llevo aterrorizada

C-No los llevo.

  • ¿Alguna mamá puede decir que sus hijos juegan tranquilos en la calle?

A-Juegan siempre sin problema

B-Tengo que tomar un tranquilizante cada vez que salen a la calle

C-Jamás salen a la calle solos.

  • ¿Algún peatón cruza las calles tranquilo?

A-Puedo caminar con los ojos cerrados, siempre se respeta al peatón

B-Cada vez que cruzo tengo un preinfarto

C-Estoy presa en mi casa.

En fin, podríamos hacer cientos de preguntas sobre la forma en que mal vivimos en nuestra maravillosa ciudad, pero claro, éstos señores que abuchean, gracias a que tienen sus cuentas bancarias llenas, se manejan con autos que cuestan de $ 50.000,- para arriba, nunca toman un subte, colectivo o tren, no les cuesta nada pagar fortunas en escuelas carísimas, y no les importa que sus hijos no vayan a las plazas, puesto que en sus casas o en sus countries tienen suficiente espacio para que estén en contacto con la naturaleza .

Los ciudadanos no necesitamos un video para ver que la ley del caos reina en la ciudad, desgraciadamente lo vemos en vivo todos los días, pero estos señores que viven protegidos en sus mundos irreales, les importa un bledo que no podamos darle una vida tranquila y segura a nuestros hijos.

Macri hizo bien en mostrar el video, porque lo que dejó en descubierto, es lo que piensan los que protestaron de nosotros los ciudadanos, además, esta gente que les falta muchas páginas de libros, deberían saber, que es una metodología del “nuevo mundo”, al que erróneamente dicen que pertenecen, para poner en situación del tema del que van a hablar.

Yo me pregunto: ¿por qué no dejan las ambiciones de lado para tratar de reconstruir todos a Buenos Aires?

Me gustaría que mi hijo no me diga más “mamá, me hubiera gustado vivir cuando vos eras chiquita”, cuando le cuento que en mi infancia después de la escuela, salíamos a la calle a jugar, y mamá sólo nos llamaba para tomar la leche, volvíamos a salir, y ya después nos llamaba para hacer la tarea, bañarnos, cenar y a dormir. Hoy, el mundo le dio tecnología, Internet para llegar adonde quieran, televisión con más de ochenta canales, y consolas para dejar de vivir pretendiendo hacer cosas que se hacen con un joystick.

Ayúdenme a no pensar que “todo tiempo pasado fue mejor”. ¿Saben que mundo feliz tendríamos con toda la tecnología a favor, si tuviéramos seguridad y no esa sensación de muerte que se vive cuando apenas salís a comprar algo?

Dejen de chicanear a Macri, está haciendo las cosas bien. Yo sé que al resto no le interesa, pero el 60% que lo votó, lo hizo porque quiere rescatar a Buenos Aires.

Piénsenlo, porque la inseguridad, les puede tocar a ustedes también.

Anuncios