En el 2007 llegó como un vendaval, y en el 2008 sigue arremetiendo. La novela para las pre-adolescentes se llama Patito Feo, pero el pato no se convirtió en cisne, y al mundo no le gusta mirarlo.

La historia es la típica de Patito Feo, hay una chica fea, Patricia que la llaman Patito (Laura Esquivel) y otra linda muy fashion llamada Antonella (Brenda Asnicar). Todo sucede en un colegio, donde se arman dos grupos, “Las Populares” y “Las Divinas”, las primeras lideradas por Patito, y las segundas por Antonella.

En la historia original y algunos años atrás, todos nos hubiéramos identificado con “Las Populares”, pero la realidad es que las chicas, aman ser “Las Divinas”.

Cada vez que llevo a mi hijo a un cumpleaños, suena la canción de “Las Divinas” y todas las nenas de apenas 8 años, bailan la coreografía. Ser una “Divina” se transformó en una forma de vida para ellas, usan los accesorios de Antonella, bailan como Antonella. En realidad, de acuerdo a la popularidad con las chicas, Patito Feo se debería llamar “Las Divinas” y dar paso a Brenda Asnicar a ser la protagonista.

En una sociedad donde la estética es lo que importa, comenzaron los problemas con las chicas en las escuelas. Si alguna saca una golosina, las otras le dicen: ¡Estás comiendo golosinas! Ya no podés ser más una Divina.

Y así, vamos fundando el Reino de la Anorexia, todo por ser una Divina, dejan de comer, se pasan haciendo ejercicio y mueren por las ropas de Antonella.

Reconozco que Las Divinas tienen su encanto. Anoche estaba chateando con mi sobrina que es brasileña y vive en su tierra, de apenas 11 años. Me comentó que está viendo “Chiquititas” y “La Lola”. Me preguntó qué veían las chicas de su edad en Argentina, como no conocía Patito Feo, le pasé los links del programa para que vea los videos. Quedó hipnotizada, y desapareció del chat. Después de llamarla varias veces me escribió un enérgico ¡Estou Assistindo! (Estoy mirando). Con esa respuesta lo supe, quedó atrapada por “Las Divinas”.

El mundo cambia, cuando yo era adolescente, los pantalones finitos se llamaban “bombilla” hoy, les dicen “chupín”. Los parámetros de belleza, son muy diferentes, cuando iba al secundario, una chica como Pampita, no se consideraba ni siquiera linda, las morochas grandotas como yo, éramos “La Negra”, y las chicas como Pampita, se las llamaba despectivamente “La Negrita”. Por eso creo que se equivocaron con Patito Feo, y el error viene de lo siguiente: Una chica como Laura Esquivel, no es linda sumado a que está maquillada más fea; el personaje vive en un mundo mediocre, madre soltera, habitan las dos una pieza, y además tiene un nombre horrible como Patricia. Imaginen, yo nací en 1962, parece que el nombre Patricia estaba de moda, la verdad es que nunca me gustó, imaginen a chicas de 10 años o menos. El personaje de Patito, más que una chica poco agraciada, fue perfilado como una futura fracasada, y a nadie le gusta verse en ese espejo.

Quizá pueden pensar que si Betty la Fea triunfó, porque no Patito. Es que Betty la Fea, es un personaje que busca superarse, aunque no estéticamente, pero sí en el mundo de la moda, Patito quiere cambiar al mundo, y hoy la sociedad es egoísta ¡Sálvese quién pueda!

La locura por la perfección estética, en Argentina nos invade, jóvenes, viejas, mujeres de mediana edad y hombres, se someten a anestesia, bisturí y todo tipo de tratamientos que le prometan la fuente de belleza y juventud.

Las Divinas son un reflejo de la sociedad moderna, pero lo increíble que como hoy la TV es formadora de mentes, estamos educando a una generación más plástica que la que vivimos ahora.

Quizá ganen Las Populares, pero me parece que a ninguna chica les va a gustar. Los valores de hoy? La belleza, ah, usted me dice que no es un valor, puede que tenga razón, pero la sociedad, así lo considera.

Anuncios