Argentina se está incendiando, y el combustible es la soberbia de quienes quieren perpetruarse en el poder, por el poder mismo.

Tengo miedo, anoche tuve un sueño que espero no sea premonitorio. Por favor, que el mundo vea lo que nos pasa, y que alguien con cerebro nos ayude, alguien que no se llame Chávez, Morales, Castro o alguno de ellos.

Ruego a Dios, que este no sea el último tango, y por favor sra Cristina, contenga a sus matones, que nadie muera en esta pueblada. Tenga dignidad, pida disculpas y gobierne los malditos cuatro años que le quedan.

Anuncios