¿Alguien recuerda cuando Kirchner pretendiendo ser gracioso, en el momento que Carlos Menem jura como senador, tocaba madera? Bien, no escupas al cielo nunca, que te puede volver.

Quizá alguien pueda ayudarme a hacer la lista de las desgracias del matrimonio presidencial, algunas no tan simpáticas para quienes les ocurrieron, y otras unas verdaderas desgracias.

Cristina apoyó a Hillary Clinton, y perdió con Obama. Apoyó a Segolane Royal, y ganó Sarkozy. Fue a visitar las oficinas de Google, y después de meter la pata hasta el caracú cuando habló maravillas de Bill Gates ante sus principales competidores,  se retiró de las oficinas, y Google se cayó para miles de usuarios.

Muchas cosas pasaron, las dos últimas, trágicas… la inexplicable muerte de Carlos Marriera, y ayer la de otro tucumano, Juan Valdez.

Quizá estas dos últimas tragedias, hubieran sido evitables si no pagaran extras para los actos, y se respetaran las normas de seguridad.

Yo digo… ¿y si en vez de soja plantamos Ruda Macho y ajo?

Anuncios