Fuentes: Diarios Clarín y Crítica de Buenos Aires

Con toda la bronca, Cristina firmó el decreto 1176*, que es el que “supuestamente” deroga, y digo “supuestamente” porque éste es el texto, “instruye al ministro de economía que limite la vigencia de las resoluciones 125, su modificatoria 141, su derogatoria 64 y sus complementarias 284 y 285”, o sea, ni menciona la palabra “derogación”con excepción a la derogatoria 64, que al ser derogatoria ya estaba derogada… ¿qué dije? A ver… que alguien me ordene la vida porque este desgobierno me la enreda cada vez más.

Pero no todo es gratis en ésta vida. El siniestro discurso de Cristina, al hablar de traidores, no hizo más que arengar a los “soy más Kirchnerista que Kirchner”, y le hicieron un escrache a Cobos. Maradona llamó a Cobos, lo felicitó. El 10 no debe olvidar cuando el gobierno K lo mató para ocultar sus siniestros tejes y manejes, pero  para los K-Boys, ni siquiera la felicitación de Diego les hizo pensar, (pensar, pensar… ¡Estos chicos no se acuerdan qué es eso!, porque para acordarse deberían pensar, uy que complicada estoy hoy)…

Volviendo a los barbaridades de Cristina, en la reunión con los “Si Querida”, dijo que Cobos era “el Carmona argentino” (Carmona fue quien lideró el golpe de estado en Venezuela contra Chávez). Lamentablemente a Carmona le fue mal. ¡Qué diferente hubiera sido el mundo si Carmona hubiera triunfado!, al menos no hubiéramos recibido al turista Antonini Wilson, pero se puede estar de acuerdo con Carmona o con Chávez, pero toda la gente de buena leche, sabe que un presidente tiene que pacificar, no arengar a los “brainless”. (por si alguien del gobierno no entiende, porque dudo de que hablen inglés ya que en el decreto escribieron “lokc out, brainless quiere decir sin cerebro)

Pero como Cristina se parece a una maestra del siglo pasado, de esas que nos pegaban, no como las de ahora que les pegan, como frenamos su capricho ahora… debemos ser castigados.

Por temor a repetir la experiencia parlamentaria reciente resolvieron frenar la ley de radiodifusión, en un acto muy democrático, la subtrama sería que Cristina solo admite gobernar por decreto.

“Clarín se salió con las suyas. Logró crear el clima para debilitar al Gobierno y lo logró. Es cierto que nosotros ayudamos con torpezas, pero evidentemente con el poder real no se puede. Ni con el poder económico concentrado, el agroexportador en este caso, ni con el aparato de los grandes medios. La ley se nos cae.”

Estas fueron las declaraciones del funcionario de medios del gobierno después del revés de la ley de retenciones móviles, en consecuencia, por ahora y hasta nuevo aviso, seguimos con el decreto Ley de Radiodifusión que dictó Jorge Rafael Videla.

Al comenzar el conflicto agrario, los Kirchner acusaron a los pools de medios de sostener y difundir la protesta para perjudicar al gobierno. Los dardos venenosos fueron, en su mayor parte para Clarín, con los afiches: “Todo Negativo”, “Clarín Miente”, pintados con las pinturitas de colores del Caballasca del oficialismo “Máximo Kirchner”, gordito que lidera la agrupación “La Cámpora”, que cada marcador le debe costar más o menos un millón de dólares, que por supuesto paga el pueblo argentino la vocación de pintor del nene.

No conformes con las ridículas manifestaciones (no creo que Clarín haya bajado un diario de su tirada), le dieron una inyección de vida al Observatorio de Medios, que me recuerdan a los dos tipos que en “Good Morning Vietnam” censuraban la radio.

Gabriel Mariotto iba a redactar la ley, trabajando conjuntamente con la Universidad de Lomas de Zamora, la cual iba a ser lanzada el 25 de mayo, pero ese fue el día del acto multitudinario en Rosario de los agropecuarios. Decidieron postergarla.

Con el triunfo en Diputados de la Ley de Retenciones, esperaban un nuevo triunfo en el Senado y a la semana presentarían la nueva Ley de Radiodifusión, pero la rueda de la fortuna giró, y quedaron abajo (ojo, que tarda mucho en subir, cuando empezás con la mala racha no salís más), pero tras las expectativas triunfalistas vino la derrota, entonces, la Secretaría de Medios de la Nación, ni siquiera quiere hablar del tema.

El panorama es negro en referencia a la nueva Ley de Radiodifusión, porque la Comisión de Comunicación de Diputados, está en manos de personas no gratas para la Reina Cristina, ellos son: presidente Manuel Baladrón (FPV-PJ), vicepresidente Gustavo Cusniato (UCR), vicepresidente Luis Lusquiños (PJ-Rodriguez Saa), los cuales han “defeccionado” (SIC Cristina Kirchner) votando en contra de las retenciones móviles.

El único pronóstico que se puede hacer, es que los laboratorios que fabrican ansiolíticos, van a tener 3 años con ganancias inimaginables aún para ellos, porque tenemos por delante 3 años y 5 meses muy difíciles.

Ah, los dejo, porque me voy a tomar clonazepán, y les dejo el Decreto con sus resoluciones, para que se entretengan.

* Decreto 1176

Resolución 180 de Economía

Resolución 181 de Economía

Resolución 182 de Economía

Anuncios