Que la población está alarmada, no hay ninguna duda. Si analizamos la situación, estamos frente a una “pandemia” de Gripe A, los muertos van in crescendo, antes decían: “son los inmuno deprimidos”, hoy gente que previamente al contagio estaba completamente sana, se está muriendo en Terapia Intensiva.

La realidad es la siguiente: con una epidemia, la cartera de salud está acéfala, ya que el ministro designado va a asumir mañana jueves, dicen que es para que se informe de la situación, pero el señor ministro hasta el lunes a la mañana, era el Vice Gobernador de la Provincia de Tucumán… ¿no estaba informado? Mientras tanto, ciudad de Buenos Aires y provincias, tomaron decisiones individuales al no tener un referente a la cabeza.

Las clases se suspenden a partir del lunes, pero anoche tuve que ir al Shopping Abasto, y como ofrecían un 30% de descuento en todos los locales (desconozco si esto fue en todos los shoppings) era imposible caminar por los pasillos, los locales tenían colas que salían al shopping, una locura total. Ahí, era posible contagiarse. El domingo habrá fútbol con público, yo me pregunto… ¿cuál es el criterio?

Mientras tanto, los ciudadanos hacemos lo que se puede, muchos caminan con barbijos, usamos alcohol en gel y la presidentE se va del país, en una emergencia nacional la presidentE “se raja”, porque eso es lo que está haciendo, mientras Chavez se bajó del avión, no sea cosa que “lo bajen”.

Sin palabras, la verdad, la realidad con sus barbaridades cierra sola este post.

Anuncios