Para quien quiera pasearse por la televisión, le recomiendo no olvidar tener a mano un reliverán, porque lo único que va a conseguir, son unas náuseas tremendas, cuando no unos cuantos vómitos.

Hemos llegado a un grado de exposición extrema, y no sé cual es el objetivo.

Como ya el sexo no asombra a nadie, ahora recurren a los fantasmas. En un programa chimentero de la tarde, quieren hacernos creer que la señora que hablaba con las tostadas, cada vez que quería hablar de temas “profundos” ¿? salía al aire sin que lo mandara el sonidista una canción de Queen, “Bohemian Rapsody”. A ver… hay un pequeño detalle que no cuentan: La versión que se escucha en esa comedia engañosa, es la de Los Muppets, o sea, todo análisis que quieran proponer, se transforma en chiste si se sinceraran diciendo que son Los Muppets.

¿Por qué no intentan hacer algo serio en televisión? Porque lamentablemente los que están enquistados son personas que simplemente no están para hacer cosas serias, porque no las saben hacer. Entonces me pregunto ¿de quién es la culpa? ¿Del chancho o de quién le da de comer? Evidentemente es del chancho, así que sería mejor apuntar a un cambio de Dirección Artística, donde en vez de chanchos, haya seres pensantes e inteligentes.

Anuncios