San Francisco prohibe que se entreguen juguetes con la Cajita Feliz de McDonalds o la Cajita Mágica de Burger King

Estados Unidos tiene un gran problema, un 13% de la población infantil es obesa. Diversos estados tomaron diferentes medidas para disuadir a los padres de llevar a sus hijos a comer a los restaurantes de comida rápida. Después de que en New York se adoptó la medida de que se debía publicar las calorías de cada menú al lado del precio, San Francisco aprobó una ley que prohibe a los establecimientos entregar un juguete con los menúes extremadamente calóricos, o muy ricos en sodio y grasas saturadas.

Es un desafío para estas cadenas. Estas Cajitas, Mágica o Feliz, de acuerdo al establecimiento es un menú empaquetado en una colorida caja de cartón que suele incluir un juguete para atraer a los niños. Comercializado por McDonald’s, normalmente contiene una gaseosa, papas fritas y seis piezas de pollo rebozado y frito. Según las tablas nutricionales de McDonald’s, un menú de ese tipo puede contener hasta 580 calorías, con 710 miligramos de sodio. Si el pollo se sustituye por una hamburguesa con queso, las calorías aumentan hasta 780 y los miligramos de sodio hasta 1.145. En ninguna de ambas instancias, McDonald’s podría ofrecer un juguete con el menú.

El gobierno local de la ciudad votó el martes a favor de prohibir que los restaurantes de la ciudad regalen juguetes junto con menús que: tengan más de 600 calorías, más de un 35% de su valor nutricional provenga de grasas, contengan un 10% de grasas saturadas, ofrezcan más de 640 miligramos de sodio, no incluyan una ración de frutas o vegetales. Es una forma de luchar contra la obesidad infantil y contra la hipertensión que provoca el exceso de sal. Los nutricionistas recomiendan que los niños mayores de cinco años coman alrededor de unas 1.200 calorías diarias.

La medida entra en vigor en diciembre de 2011, y aunque el alcalde de la ciudad, Gavin Newsom, ha anunciado que la vetaría, fue aprobada en el Gobierno local con suficientes votos (ocho contra tres) para sortear ese veto. Desde que introdujo el menú en 1979, McDonald’s ha vendido 20 millones de Cajitas Felices en EE UU.

Pienso que es una medida excelente para copiar en Argentina, como mamá sé que muchas veces he comprado esas Cajitas, simplemente porque el juguete le gustaba a mi hijo. Un anzuelo, que está en el pasillo de la muerte.

Anuncios