¿De qué signo sos? … Ahí empiezo a temblar. ¿Por qué todos los geminianos vienen a mí? ¿Qué hice yo?

Yo no creía mucho en los signos, pero desde hace algún tiempo, noto que por una extraña razón hombre que se me acerca, nació a fines de mayo, y eso corresponde a… géminis.

Se ha escrito mucho sobre los hombres géminis y las mujeres sagitario, se dicen que son la pareja ideal, pero creo que con un géminis, soy una pareja despareja.

En primer lugar, creo que el atractivo géminis-sagitario llega no por lo físico, sino por la parte intelectual, con dosis de humor e inteligencia, flechazo asegurado.

Los primeros tiempos es todo luz y maravillas, un vuelo lírico nos seduce hasta podemos llegar a pensar que nacimos el uno para el otro, almas gemelas… pero no nos ilusionemos, cuando el entusiasmo pase, se viene el vendaval.

Cuando los problemas empiecen, Géminis abrirá su boquita mágica y empezará con sus dardos venenosos, usualmente echándole la culpa de todo a la pobre sagitario, hasta que me hunde en un estado de confusión total.

Géminis un día es cariñoso, afectuoso, comprensivo, de buen humor… el amor ideal  y de repente se transforma en un ser frío, malhumorado y distante, ahí llego a la siguiente conclusión: “No te entiendo”.

Realmente tengo problemas para comprender la complejidad emocional de géminis, y en eso soy bien sagitariana, no me gustan las complicaciones.

Los altibajos de géminis, me vuelven loca… no quiero toparme con ninguno de ellos nunca más.

Anuncios