La tragedia y la comedia en mi vida

Me pregunto si hay un destino, si alguien mueve los hilos, y dirije adonde vamos, adonde terminamos y a quién tendremos a nuestro lado.

¿Nuestras alegrías y tristezas dependen de nuestros caprichos o de algo que desconocemos?

Muchos, especialmente las mujeres tenemos un pensamiento mágico constante. Recuerdo cuando estaba por separarme, el primer consejo objetivo que tuve de una compañera de spinning fue: “Andá a que te tiren el tarot, tengo una persona muy buena”.

Acudí, y realmente la persona era más que buena, ya que con tres meses de anticipación pudo hasta decirme la fecha en que se iba mi ex marido de mi casa.

La pregunta que me surje de todo ésto, si hay alguien que puede decirnos nuestro futuro, ¿será que en nuestro inconsciente o en alguna parte, todo está escrito?

Soy una persona muy sensible, siempre me ocurren cosas si se las puede llamar, sobrenaturales, pero no les encuentro una explicación racional.

Hoy me pregunto quien hizo la puesta de mi vida. ¿Todo lo que me pasa es un plan para cumplir con un destino, con un karma?

Sé que con voluntad se logran cosas, pero sé también que muchas veces luchamos por modificar algo que a pesar de la pelea desmedida por hacerlo no se puede cambiar, y el tiempo nos muestra que era lo mejor.

La otra duda que me salta… ¿si todo está escrito, por qué no nos tiramos en la cama a esperar el fin inevitable?

A pesar de que estoy peleándola para utilizar mi libre albedrío, hay un Dios jugando ajedrez con mi vida, y divirtiéndose mucho.

Hoy me siento parte de una estrategia de no sé quién, quizá lo mejor sea descansar y dejar que las cosas sucedan, pero no cuenten con que me quede tirada en la cama.

Anuncios