Juan José Sierra, locutor.

No es un aniversario de que te hayas ido, pero aunque todos los días te recuerdo, hoy es el día en que a las 9 de la mañana miro el teléfono, porque a esa hora me llamabas.

Hoy te recuerdo más que otros días papá, y me hacés mucha falta. Creo que ese escueto “Gracias por todo, te quiero mucho papá” que te dije antes de que te lleven a internar, porque sabía en mi interior que era última vez que te veía, y esa mirada que no me esquivabas como que hubieras querido guardar mi rostro como en una foto, nunca la voy a olvidar.

Hace más de once años que te fuiste, pero sigo necesitando tu palabra dentro de mi vida en la que abunda la soledad.

Hoy puse un CD de Beniamino Gigli, fue inevitable relacionarlo con vos, escuchar Core ‘Ngrato, es tu voz arriba del tenor, con un sentimiento aún más grande que el que ponía Gigli, que para mí es la mejor versión. Tus enseñanzas intentando instruirme con lo que decía Gigli, y como no me salía la respiración, buscabas la forma de que yo lo entienda “se canta como se caga, empujá desde el estómago, no del esternón”.

Estás en todo, tus enseñanzas son las que me ayudan a seguir adelante.

Viejo, te quiero mucho, éste Core ‘Ngrato, es para vos, donde quiera que estés.

Anuncios