George Clooney, para que te invite a un café

FUENTE: FINANZAS.COM

En Europa ya se usan hace tiempo, y en Argentina tímidamente se muestran en los estantes de esas casas paquetas que venden electrodomésticos, y en las grandes cadenas, son las cafeteras que te preparan un rico café con una cápsula, un expresso sin ensuciar, sin moler… en fin, el sueño de quienes disfrutamos de tomar café.

Nespresso (Nestlé) es quien hizo punta, además de un comercial maravilloso al que veíamos a un George Clooney que se moría, e iba al cielo y se encontraba con Dios, representado por John Malcovich. Que increíble sería llegar al cielo, encontrarte con el Conde de Valmont (Dangerous liasions) y que además de que Clooney le dice que es un error, lo soborna para volverlo a la vida, con una Nespresso.

En fin, yo hace meses que le tengo ganas a una Nespresso, pero mis amigas pegan el grito en el cielo diciéndome que no me la compre, por el precio de los cartuchos, pero parece que por el viejo mundo, se lanzó la guerra de las cápsulas de café.

Sara Lee, conocida en Argentina por las tortas congeladas que en los tiempos del 1 a 1 comprábamos en supermercados, es la propietaria de Marcilla. Hoy ha lanzado en el mercado español cápsulas de café monodosis compatibles con las máquinas Nespresso, que se comercializan en los supermercados e hipermercados y son más baratas que las de Nestlé.

El presidente de Sara Lee Coffee & Tea Spain, Mauro Schnaidmann, ha explicado hoy que más de seis millones de las nuevas cápsulas Marcilla L’Arôme Espresso ya están disponibles en más de 1.200 supermercados e hipermercados españoles; durante la primera semana estarán en 3.000 puntos de venta y, en 5.000, en el primer mes.

Marcilla lanza hoy en España el producto, que ya está presente en Francia y Holanda, a un precio recomendado de 2,99 euros cada paquete de diez cápsulas de café y Schnaidmann considera este precio “muy competitivo”, ya que es un 14,5% más barato que las cápsulas básica de Nespresso.

“Es un producto de gran calidad, muy disponible y fácil de comprar”, ha puntualizado.

Las nuevas monodosis tienen seis variedades -Forza, Splendente, Sontuoso, Descaffeinato, Delizioso y Satinato-, con diferente intensidad y sabor y todas contienen sólo café 100% arábica.

Nestlé demandó en Francia a Sara Lee por violación de patente y, según Schnaidmann, el conflicto legal “sigue su curso” y, a su entender, el producto cumplen la normativa porque tienen “un producto legal” y “diferente” al de su competidor.

También ha dicho que, de momento, no tiene noticias de ninguna demanda en Españam ya que el producto se ha presentado hoy.

Según Schnaidmann, las cápsulas de Marcilla para Nespresso han sido desarrolladas por su departamento de I+D y son diferentes a las de Nestlé, ya que cada unidad va en un paquete, las cápsulas son de plástico, transparentes y tienen un sistema de agujeros por los que entra el agua, “y extrae lo mejor del café” y permite ver el producto y oler su aroma.

El material de las cápsulas es muy conocido en productos alimentarios y es “seguro y reciclable”, ha afirmado, ya que su contenido se puede incluir en el reciclaje orgánico y el resto en el contenedor de plástico.

Shnaidmann ha explicado que la cuota de mercado de las cápsulas de café monodosis en Francia y Holanda es del 50%, mientras que en España es del 17,1%, por lo que producto tiene un gran potencial en nuestro país y esperan que sea un éxito.

La cuota de Marcilla en café molido en España es del 15,4% en volumen y del 19,3% en valor.

Sara Lee ha vendido más de 175 millones de cápsulas en Francia en un año, “lo que ha superado todas nuestras expectativas”, ha dicho Shnaidmann, que ha asegurado que el 60% de los consumidores de la marca Nespresso las han probado y el grado de repetición es importante.

Sara Lee fabrica las cápsulas en Francia y, de momento, no se plantea fabricar en España.

Marcilla ha vendido en dos años más de cien millones de cápsulas para la Senseo de Philips en España y más de tres millones de cápsulas para cafeteras italianas creadas por la marca en menos de seis meses.

La división de bebidas de Sara Lee facturó en 2010 un total de 3.400 millones de dólares, y España está entre los cinco países que más facturan, por lo que “es muy importante” para la multinacional norteamericana.

Acá en Argentina deberemos esperar más competidores, hoy un café hecho con cápsulas en casa, sale bastante caro.

¿Tendremos que esperar a Sara Lee? Por ahora sigo filtrando mi café en mi vieja cafetera que no es expresso. El expresso lo deberé tomar en un bar.

Anuncios