Todo es una cuestión de actitud, y es real, no solamente es una frase publicitaria.

Enfrentar la vida, los días, la calle, el trabajo o el malhumor con una sonrisa, juro que no solo cambia tu mundo, cambia todo lo que te rodea.

Probá algo, aunque sea por un día. Vestite con ropa que te haga sentir atractiva/o, si te gusta maquillate, ponete perfume y antes de salir poné música que te haga soñar. En ese estado salí a la calle, con la sonrisa puesta, fundamental. Altiva no altanera, caminá como si el mundo te perteneciera, porque en realidad, ese pedacito en el que tenés injerencia, te pertenece.

No critiques a nadie, incluído vos mismo. No te quejes, la inflación va a seguir aunque despotriques, tu queja no va a contribuir a cambiar el resto del mundo, pero si empeorará tu propio mundo.

Hacete cargo que sos el/la responsable de que las cosas sucedan, y te juro que van a suceder.

Todos los cambios que quieras hacer en tu vida, solo vos los podes materializar.

Cuentan que una vez un periodista fue a entrevistar a Sai Baba, y cuando el Gurú hizo aparecer de la nada las cenizas curativas, el periodista le preguntó:

-¿Acaso usted es Dios?-

Y Sai Baba le responde:

-Si, soy Dios, y usted también lo es. La diferencia está en que yo lo sé y usted aún no lo sabe.-

No sé si estoy en condiciones de pensar que soy Dios, lo que sé es que soy la responsable de todo lo que estoy viviendo, y de mi futuro.

Por eso, decido sonreir, mirar al futuro colocando las imagenes que quiero se materialicen.

Es mi manera de contribuir a un mundo mejor.

Anuncios