Hace un año pasaron muchas cosas. Era un día nublado y espantoso como el de hoy, y dos historias estaban a punto de empezar.

Mi cuñada estaba a punto de parir, y yo comenzando mi más hermosa historia de amor. Era un día lleno de cosas mágicas, un niño estaba a punto de llegar a este mundo,  y un gran amor estaba a punto de realizarse, dos almas gemelas se habían encontrado.

Nada haría sospechar que la mitad de la historia del día, 365 días después iba a estar ausente. Mi sobrino hoy cumple un año, pero mi alma otra vez esta partida y triste.

A veces es bueno no poder ver el futuro, si hace un año hubiera sabido como estoy ahora, te hubiera alejado de mi vida, en cambio disfruté de muchos meses de felicidad. El costo fue muy alto, hoy estoy dentro de una nube de dolor, en la cual no veo la salida.

De todos modos, siempre hay que atreverse al amor, aunque el dolor sea quien te espere al final del camino.

No te tengo rencor, a veces hay cosas que no podemos manejar y el otro la desconoce.

Te deseo que todo lo que soñamos llegue a tu vida y lo disfrutes, y por sobre todo, que seas muy feliz.

Y a vos Federico (mi sobrino) te deseo que tengas una vida maravillosa.

Anuncios