Empezando a aprender a caminar… una vez más…

La vida, eso que compartimos todos, es como un caleidoscopio, y una y otra vez tenemos que girarlo para ver nuevas figuras.

La escenografía va cambiando, y ahí nosotros tenemos que adaptarnos para poder vivir e insertarnos en este mundo.

Hoy es un día en que me enteré que una persona querida tiene cáncer, y es una de las personas más optimistas que conozco. Todo esto me lleva a pensar, que de acuerdo a las circunstancias, permanentemente tenemos que tener la destreza de jugar con las cartas que nos tocó en cada mano.

La vida baraja el mazo, y la carta que te toca, la tenés que aceptar. No resignarte a decir: “Tengo cartas malas, me tocó perder” sino jugar esas cartas de modo que seas quien gane.

Una vez más yo empiezo nuevamente, aunque desde que desperté después de mi divorcio siento que estoy recomenzando todos los días. Si bien en este tiempo estoy volviéndome a sentir como cuando participaba en esas mesas de truco en la que era la única mujer y siempre ganaba.

Hoy mis cartas no son las peores, pero tampoco las mejores, pero mi estrategia pronto dará su fruto.

Volver a sonreír, observar a quien comparte el juego con vos, y llevar la mesa a tu terreno, siendo así, todo tenés por ganar.

Buen día vida!!!

Anuncios