Niebla en Buenos Aires, y aunque sea un día en que solamente den ganas de meterse abajo de las frazadas, últimamente me siento clara, y ¿cómo es eso? tengo una luz que me hace vibrar de manera diferente.

Acercate, hoy puedo ser tu pasaporte a la buena suerte. Hacía tiempo que sentía que Dios estaba por poner su mano en mi nuca y conducirme, y hoy estoy experimentando esa sensación, es como que los caminos que transito a pesar de estar bifurcados, alguien me está llevando por el correcto, y es una sensación muy bella.

No lo dudes, es la decisión de no llorar más, de no creer en fantasmas y de crear una nueva regla, si todo está destinado a que no salga bien, seguramente podrás virar el timón y lograr que todo salga mejor que bien.

Sonreí al mundo, cada día inauguramos la vida, cada día, celebramos la vida.

A notre santé!!!

 

Anuncios