No se que es, ni como se llama. Es una sensación repentina que no tiene que ver con nada, solo con creer, con la magia.

De repente sin preguntar ni pedir permiso, algo invade mi vida y es muy placentero, me hace sentir feliz, pero no puedo saber que es.

Generalmente cuando esa sensación aparece es el preludio de un tiempo feliz. ¿Será que un ángel alfombra mi camino con pétalos de rosas para anunciar algo?

Mi cara cambia, rejuvenezco, mi piel se pone tersa, y un brillo me rodea. Estoy feliz y no sé por qué, me siento bella y no he cambiado ni un maquillaje ni una crema.

¿Qué o quién está por llegar? No lo sé, solo tengo la seguridad absoluta, que eso o ese, llegará para iluminar mi corazón.

Hay secretos que ni el alma ni el corazón pueden guardar, porque se reflejan en la mirada, ya apareció el brillo, solo falta que se corra el velo. Ya estoy preparada para lo que ha de venir.

Buenas tardes…

Anuncios