Desde la década del 90 que uso email, como creo que la mayoría de los que entramos en la 2º edad (¿a que edad se entra?) lo que se que no soy de la primera y mucho menos de la tercera.

El tema es que tanto nuestros amigos como las empresas, hacen un uso irracional del correo electrónico. En primer lugar, nuestros amigos nos mandan un montón de cadenas sin tener la precaución de usar esa herramienta maravillosa que se llama Copia Oculta, que la encontramos con las iniciales CCO. En fin, no la usan pero no es un plan que se ejecuta específicamente contra nosotros, porque en el mail tenemos las direcciones de centenares de personas, que quedan expuestas por un tonto PPS o por “la virgencita que te limpia la casa, pero te llena de spam la computadora”.

Si cometés el error de inscribirte en esos lugares de descuentos… ¡Madre mía! y no intentes mandar el mail para darte de baja, porque parece que lo usan para confirmarte, porque atrás te vienen montones de mail de compañías semejantes.

Con el advenimiento de los celulares nuevos, Smart Phones, Androids, IPhone, Blackberry etc. lo terrible es que si configurás tu celular para recibir mails, no para de bramar, y cuando mirás qué es lo que te llegó te aparece URGENTE re: re: re: (y siguen los re:) y ahí te da ganas de agarrar del cogote a quien te mandó eso.

Hay dos alternativas. Una es crear un mail para recibir basura, pero como por lo general los mails de la virgencita que te limpia la casa y te llena de spam la computadora vienen de alguna amistad, no lo recibís ahí, porque a tus amistades les das tu mail principal. ¿Qué hice? Bueno, tomé no se si la mejor o la peor decisión. Marqué como spam todos los remitentes que me mandan esas cadenas, corro el riesgo de que me tengan que avisar algo importante y vaya a la bandeja de spam. Todos los días reviso el spam, y lo más triste que el 80% son mails de mis amigos.

Creo que si pensáramos en el otro, no pasaría ésto. Es una actitud mala, porque recibir diez mil correos es secundario comparado con que al poner la dirección de todo el mundo sin copia oculta, estamos exponiendo a nuestros amigos, a que cualquiera pueda levantar sus datos. Es también un atentado a la seguridad personal de quienes queremos.

Por eso, cuando mandes un mail, usá la copia oculta, vas a proteger a tus amigos y a su familia, y en referencia a las cadenas, si dicen que te viene la mala suerte, pensá ¿qué es lo peor que me puede pasar? Ya vivir en Argentina y ser clase media, es un castigo, y muchos de los que mandan las cadenas, no pudieron evitar el maleficio.

 

Anuncios