Para Walter… después de que partió el ángel que amaba.

Nada hacía sospechar este triste final, estaban profundamente enamorados, la diferencia de cualquier pareja común y corriente, era que jamás se habían tocado.

Se conocieron por una red social, la más popular. Construyeron un futuro, porque se relacionaron con el alma, y ella no necesita interlocutores, se entiende y se comprende con otra alma afín. Quien lo escuchaba hablar a él de ella, era el regalo que la vida le dio después de los cincuenta años.

Era maravilloso ver los mensajes que se cruzaban, y uno que lo espiaba de afuera  ayudaba a tener la esperanza de vivir un gran amor.

La comunicación cambió, y en ese cambio hay quienes están más solos y quienes logran aprovechar al máximo las nuevas tecnologías, y en vez de sentirse alejados, Walter y Sofía se acercaron mucho más. Visto de afuera, eran la prueba viviente de que las almas gemelas buscan cualquier medio para encontrarse, y éste fue internet.

Después de… no recuerdo, pero creo que de un año de un romance de cuentos de hadas donde planificaron el encuentro, imaginaron un futuro juntos, casamiento, hijos el día en que se encontrarían ya tenía fecha marcada. Me imagino la ansiedad, las ganas de que la piel termine de sellar la fusión de almas, pero en el medio… algo pasó.

Diez días antes de que se fundan en un abrazo eterno, sin explicaciones la muerte vino a buscar a Sofía, una aneurisma a sus veintisiete años la arrancó de la vida, de sus sueños, dejando a Walter en un eterno… ¿por qué?

Esta tragedia de la que acabo de enterarme, me trajo un dolor terrible, es un latigazo a la esperanza, a los sueños, a que el amor no pueda concretarse, y además de la tristeza que me dio la muerte de Sofía, me hizo pensar en los amores inconclusos de la red. Esas historias maravillosas de amor, que a veces no tienen un final trágico como la de Walter y Sofía, pero que acaban por la distancia, por la frustración de querer traspasar la pantalla para amar a ese ser al cual le entregaste el alma, y mi pregunta hoy es… ¿dónde van los amores del alma truncos? Éste fue destruído por la muerte, pero debe haber centenares destruídos por la vida, donde las almas quedan colgadas y no pueden recuperar el corazón porque todas las historias comparadas, durarán el tiempo de la pasión, pero nunca serán verdaderas porque el alma quedó entrelazada con otra de la cual no tuvo ayuda del cuerpo para separarse.

Sofía era bella como un ángel, y todos le decíamos a Walter, es un ángel, bellísima como si fuera una macabra predicción de lo que finalmente sucedería. Sofía partió, pero Walter hoy es un alma en pena con el dolor de no saber hoy dónde su alma quedó varada.

Brindo por esa bella historia de amor, para que el ángel de Sofía nos ayude a que nuestras almas nunca más vuelvan a alejarse en una trunca y maravillosa historia de amor. Que Dios te bendiga! Amén

Anuncios