¡Qué difícil es ser una mujer de cuarenta y pico y estar sola! El mundo cambió, y nosotras no somos ajenas al cambio.

Intentar ser lo más “normal” posible, ese es el desafío. Aunque tenemos stress tratamos de tener una vida normal como madres y fundamentalmente como mujeres.

Un gran escollo es encontrar a cada paso los problemas que tienen muchos hombres acorde a nuestra edad, las mujeres tenemos conciencia de que a determinada edad nuestros estrógenos disminuyen y que a veces necesitamos una ayudita de la química, acudir al ginecólogo y usar lo que nos permita disfrutar de una sexualidad plena, en cambio ellos no son afectos a acudir al andrólogo cuando la tetosterona los abandona, es así que aparecen las desilusiones por ambas partes. Los pocos que van al médico y se tratan, disfrutan de una sexualidad plena, aunque pasen los 50, 60 o más.

Lamentablemente, algunos caballeros funcionan con su cabeza, y se está viendo mucho la moda de sexo virtual. Pienso que se puede hacer uso de él si tenés una pareja y está lejos, pero hoy hay muchos señores que directamente intentan este tipo de acercamiento, sin siquiera usar el tacto de la seducción, te miran por la cámara preguntándote qué tenés para mostrar, como si fueras mercadería, eso se llama cosificación, y a ninguna mujer le gusta ser tratada como una “cosa”.

¿Será que soy un poco antigua? Me gusta que me seduzcan, que me inviten a salir, que me miren a los ojos e intenten tocarme. El día que inicie un romance con una web cam y un desconocido del otro lado, será el momento de meterme en el neuropsiquiátrico.

¿Habrá mujeres que acepten la propuesta? Es probable, si el producto existe es porque hay público, pero personalmente no lo consumo.

¿Quedará algún caballero por ahí?

Anuncios