La vida es una rueda… y quien quiera comprobarlo, que verifique los diferentes momentos de su vida

Vengo de tiempos tormentosos, donde nada salía bien. Mi amigo Waldo Casal me dijo que era Saturno, él sabe, yo lo único que sé es que iba derrapando de una desgracia detrás de otra.

Hoy me encuentro acomodándome a mi nueva realidad, pero de repente no sé si Saturno me estará abandonando, pero casi sin querer empecé a sentirme bella, como cuando la vida me empieza tímidamente a anunciar que el amor tocará mi puerta una vez más.

Cuando llega el amor, empiezo a sentir aroma a rosas por todas partes, y eso me recuerda cuando conocí al papá de mi hijo. Por ese entonces antes de conocerlo sentía olor a rosas, y recibía diariamente rosas que me regalaban, incluso gente desconocida. Un amigo que ya no está, cuando le comentaba que me regalaban rosas, me dijo: “Santa Teresita te está anunciando novio, llevale las rosas”, y poco tiempo después apareció quien fué mi esposo y el papá de mi hijo.

No sé si Santa Teresita me vuelve a anunciar novio, lo que sé es que repentinamente me siento plena, como que algo maravilloso está por ocurrir. No sé qué es, ni como se va a anunciar, solo sé que lo precede un maravilloso olor a rosas, con el augurio de la felicidad en puerta.

Anuncios