2012-12-26 22.21.21El avión se va acercando, vas llegando a destino, pero no te ilusiones que vayas a descansar, cambia el idioma, el clima y hasta el cielo… pero el infierno que cargás te va a seguir a todas partes.

No hablo del infierno personal… ese siempre lo cargamos de Ushuaia a Alaska, y a cualquier lugar que vayas, estoy hablando del infierno en que vivimos, ese que es provocado por el uso de internet, la televisión y todos los medios.

Brasil en referencia al periodismo, es extremadamente frío, está en las antípodas de Argentina, acá no tendría cabida ni un Jorge Lanata ¹  ni 678 ²  los noticieros parecen espacios para leer cables, y las noticias que no son del gobierno la mayoría son viejas, o sea que no me seduce demasiado internarme en el mundo de la información brasileña.

Viajamos con muchos aparatitos, celulares, netbooks, cámaras de fotos, y en ningún momento nos alejamos de nuestra enferma realidad argentina. A veces cometo la torpeza de contar acá algunas viñetas argentinas, por ejemplo que un parricida era el representante de las Madres de Plaza de Mayo, o que nuestro vicepresidente tiene sospechas de corrupción hasta cuando respira, los brasileños me miran como si yo viviese en un mundo soñado por Spielberg y Woody Allen.

Pero por alguna razón no puedo despegarme del infierno de twitter, será que soy morbosa o que quiero entender de alguna manera el mundo extraño en que vivimos?

 

¹ Jorge Lanata, periodista argentino de investigación

² 678 Programa de TV que se emite por la TV pública afín al gobierno

Anuncios