Juro que no entiendo, intento estar dentro de la cordura, pero en estos casos impera la locura , y siempre pagamos los platos rotos las que somos las ex de alguien que suele caminar por la cornisa, pero cuando ésta se cae, indefectiblemente te va a echar la culpa a vos.

Después de años de vivir dentro de la presión de un matrimonio desequilibrado, cuando te separás al principio sentís una bocanada de aire fresco, pero no creas que es permanente, porque luego deberás soportar los delirios de un border line. Me pregunto si la gente desequilibrada hace un blanco de sus frustraciones a quien le hace más fácil la vida, a quien no denuncia las omisiones económicas, ejemplo: dejar de pagar la escuela del hijo, o dejarlo sin prepaga.

Como si todo fuera poco, decide arruinarte las vacaciones, literalmente vive para cagarte la vida, no solo la tuya, también la de tu hijo, que aunque no lo crean, también es hijo de él.

Seres despreciables que han hecho de las amenazas y las agresiones su modus vivendi… ¿por qué? imposible de saberlo.

Perdieron hace años el cariño de su hijo, pero hablan de su hijo maravillosamente bien, le quieren demostrar al mundo que son excelentes padres, y como el refrán lo dice: dime de que alardeas, y te diré de que careces, porque solo quieren dominarlo mediante el miedo. Los maltratan pero ellos dicen al mundo que son los mejores padres del mundo.

Cuentan una fantasía a los demás, solo para quedar como el héroe de la película y perjudicar a quien le dio una vida.

Hace unos meses mi ex marido llevó a mi hijo a la casa de la mujer con que copula, la misma con que cometió adulterio. Ella le dijo a mi hijo que no me mencione que fue a casa de ella porque yo era capaz de hacer un escándalo. Lo peor es que lo dijo adelante de mi ex marido y él apoyó esta mentira descomunal para lastimar a un niño, mi hijo no dijo nada, pero me lo comentó, a lo que le contesté: “Si ni siquiera conozco personalmente a esa persona, cómo voy a hacer un escándalo.” Yo me enteré de su existencia porque cuando estaba legalmente casada ella me mandó un email informándome sobre su relación con el que era mi esposo.

Me pregunto en el caso de violencia de género: ¿la justicia actúa cuando no hay marcas en la piel pero sí en el alma?

¿Los dolores de una mujer cuando fue estafada económicamente y afectivamente, víctima de adulterio, y que luego cuando el cónyuge se va nos sigue amenazando, perturbando y usando como arma a nuestro hijo para dispararnos, quién los cura? ¿Quién detiene a un violento que no usa armas comunes?

Mi hijo y yo estamos en medio de ese dolor, nos fuimos de vacaciones a Brasil, el padre pidió que lo deje acá porque el vendría a pasar unos días con él. No quiso dar fecha de llegada. Después de pedirle muchas veces el pasaje que nunca mandó, y que toda la familia de él me dijo que volviera a Buenos Aires con mi hijo, decidí extender mi estadía, por miedo de que si el llegaba y no lo encontrara me revocara ante un juez el permiso para salir del país que me costó que lo firme tres años de lágrimas. Ayer llegó a Brasil, nos maltrató a mi hijo y a mí por teléfono. Exige que yo me vaya a cualquier parte y que deje a mi hijo solo con él.

Mi hijo le tiene miedo, anoche pasamos la noche llorando sin dormir porque sabemos que ahora a la mañana en cualquier momento llega a gritarnos y a sacarme del lado de mi hijo.

No sé si este post es un pedido angustiante de auxilio, ya no sé que hago y que no. Mi plan es encontrar un buen trabajo y no depender de él en nada. Sé que de ese modo el no va a molestar, pero por vivir con miedo estoy tomando los recaudos de postear en un blog que no es éste, las amenazas que recibo, por lo menos si nos pasa algo a mi hijo y a mí, que la justicia sepa donde tiene que ir a buscar.

La sociedad también excluye a las mujeres de cierta edad del mercado laboral, que somos quienes necesitamos más un trabajo estable con una obra social. Me pregunto si en la bandera que enarbola el gobierno sobre Violencia de Género, han incluido la exigencia a la sociedad de que a las mujeres que nos debe amparar la ley nos den un trabajo acorde a nuestra formación para poder sustentar a los hijos sin tener que agachar la cabeza ante el violento. Hay cosas que la sociedad da vuelta la cabeza a un costado, la situación económica es importante, sin un buen trabajo estable no podemos sustentar a nuestros hijos, eso es lo primero que se debería haber exigido la ley.

Mientras tanto, millones de mujeres seguimos intentando nadar en nuestras lágrimas, con el alma destruída e intentando que nuestros hijos crezcan con las menores consecuencias de lo que estamos viviendo.

Espero que el mundo nos brinde una mirada consciente a las mujeres que caminamos por la vida con miedo, eso el lo que nos falta, que el mundo nos brinde otra oportunidad.

 

 

Anuncios