Patricia SierraEvidentemente descansé en mis merecidas vacaciones, llegué a Buenos Aires y tuve que mandar mi notebook a resetear el password el cual me había olvidado completamente.

Luego a mi regreso donde, nunca falla, cada vez que vuelvo de Brasil algo pasa que llego a Argentina maldiciendo de todas las maneras posibles, la bronca se acrecentó al llegar a Buenos Aires, en menos de dos meses de ausencia, los precios sufrieron un aumento del 70% aproximadamente, y en algunos casos han superado el 100%.

Bien, el mundo no me ha dado mayores satisfacciones, al contrario. Argentina vestida de carnaval, cambia los disfraces constantemente, Venezuela le mintió al mundo con la vida de su ex presidente. El mundo es tan extraño, que jamás hubiera creído que una isla bloqueada llegue a tener una colonia como Venezuela, que las decisiones salgan de ahí, pero hoy me doy cuenta de que estoy vieja, en el año 1993 estando de vacaciones en Colombia, se decía que Fidel Castro estaba desviando su dinero a Venezuela, porque ese país iba a ser la nueva Cuba, nadie hablaba de Chávez el cual ya se había hecho notar por el Caracazo, pero pensando que el diablo sabe más por viejo que por diablo, me doy cuenta que todas nuestras desgracias están planificadas desde hace muchos años.

Los venezolanos sufren, pero soportan el apoyo de quienes vendieron el alma al diablo por una beca, y en Argentina es lo mismo pero se llaman planes.

Últimamente en Argentina se mata cada vez más gente, gente útil a la sociedad, trabajadores, deportistas, estudiantes, personas que pueden hacer la diferencia en un país, mientras tanto, el gobierno demagogo actual, mantiene regalándole dinero y vacaciones pagas, a gente que no trabaja, que no aporta al crecimiento de una sociedad justa y estable, y a los que producimos nos ahogan con impuestos, prohibiciones y con la angustia de que en cualquier momento pueden matarnos.

Me pregunto si el plan es matar a todos los que quieren mejorar al mundo, porque de otra manera no me explico por qué tantos delincuentes siguen caminando por la vida sin ser detenidos y matando gente todos los días.

Quisiera preguntarle a quienes se llaman así mismos los líderes de “América Latrina” (Como se llama en Brasil a América Latina, cuya traducción es América Letrina) cuál es el plan macabro, porque nos están matando a uno por uno, y luego en sus discursos con sus extras pagados con nuestra sangre dicen que todo está bien. No, nada está bien, nos roban los mismos delincuentes, los bancos y los gobernantes.

¿Hasta cuándo vamos a soportar a mafiosos y patoteros gobernándonos? Mientras tanto, nos queda resistir.

 

Anuncios