Amigos“Mi amigo es mi maestro, mi discípulo y mi condiscípulo. Él me enseña, yo le enseño. Ambos aprendemos y juntos vamos recorriendo el camino de la vida, creciendo. Sólo el que te ama te ayuda a crecer”

Ese fue el concepto innovador en que el Dr. Enrique Febbraro, Doctor en Odontología, Profesor de Historia y Ética, argentino oriundo de Lomas de Zamora, Buenos Aires; trabajó para que el 20 de julio de 1969 se declarara el Día Internacional del Amigo en coincidencia al día en que el hombre pisara la luna por primera vez, no fue una coincidencia caprichosa, ya que trascender nuestras fronteras planetarias y la convocatoria que provocó en todos los humanos, le hizo reflexionar que juntos es mejor que solos.

Siempre tuve amigos, en mi caso es mi capital más importante lo forman mi hijo y los amigos.  Desde hace un poco más de tres años, la vida se me ha hecho cuesta arriba. Hoy quiero agradecer a los “AMIGOS” que me han sostenido todo este tiempo: Pablo, Claudia, Claudia, Ricardo, Silvana, Eduardo, Gabriel, Claudio, Jorge, Waldo. Mi prima y AMIGA Mónica, mi exsuegro Coelho, Marizete, Rafael, Felipe, Gabriel, y a mi gran amigo, mi hijo Milton… y sé que soy injusta omitiendo a varios.

En tiempos difíciles podemos ver lo que es un amigo. Un amigo es un iluminador, un buen iluminador. Hay varias clases de iluminadores, algunos pueden ponerte la luz de modo que de veas muy mal. Otros saben iluminar de manera de mostrar lo mejor de vos, y hasta mejorarte. Eso es un buen amigo, un excelente iluminador.

Quiero abrazar a mis amigos en éste día, y deseo ser tan fiel para ellos como lo son conmigo.

¡Gracias!

Anuncios