La Argentina se ha convertido en un circo de cinco pistas, pero interconectadas entre sí.
Me imagino la siguiente situación, tres pistas están ocupadas, una por los candidatos del PRO, la otra por las de UNEN y la tercera por los candidatos del FPV. Una cuarta, ocupada por los señores que siempre pertenecen al partido que les conviene y que desde la cuarta pista les tiran bolitas (canicas) a las tres principales para que se caigan, y en la quinta pista están los candidatos de izquierda, a ellos los de la pista cuatro ni los miran, pero lo peor de todo es que vienen de la misma extracción, pero las bolitas (canicas) se las tiran entre ellos.
Anoche miré el debate en TN, Michetti, Solanas y Filmus. Fue muy gracioso porque siempre tildan de conventilleras a las mujeres, en esta ocasión, Filmus y Solanas recrearon a los dos personajes que hicieran los maestros del humor, Jorge Luz y Jorge Porcel, La Tota y La Porota, dos vecinas de barrio chismosas. Solanas desbocado parecía un abuelo senil al que no le habían dado el medicamento y Filmus era un panfleto barato oficialista. Concentrado en imponer las mentiras del Gobierno Nacional, fue un catálogo de ridiculeces, incluído la impresión de un Power Point en cartón que en un gráfico de torta le daba un 115% e incluía la palabra “nagativo”.
Calmada y segura, Gabriela Michetti fue ganadora cómoda de un debate pobre y ridículo.
Terminó el debate, en otro canal, en el programa de Sylvestre (me pareció ver un lindo gatito) estaba “el debate de la izquierda” ? Si, no me equivoqué. Estaba Luis Zamora y Jorge Altamira. Miré dos minutos, no perdí más tiempo y me fui a dormir. El señor Altamira habitué de las reuniones de izquierda, tiene una soberbia repugnante. Hace 19 años, tuve que hacerle una entrevista, pleno Gobierno de Carlos Menem. Recuerdo que mientras hablaba pestes del “neoliberalismo” le pregunté qué pasaba con la izquierda en la Argentina, ya que en países donde la derecha gobernaba, la izquierda crecía y acá era siempre lo mismo, me descalificó y me agredió. Anoche lo veia frente a Luis Zamora, que aunque no comparto su ideal es un caballero, y Altamira “operaba” del mismo modo, descalificando gratuitamente.
La triste noticia, es que tanto en el oficialismo como en los otros partidos, solo nos queda elegir el mal menor, es muy triste. Solanas cree que tiene la vaca atada, lo que no evalua es que quienes votamos a Terragno en las Paso, no le vamos a regalar el voto a Solanas.
Quizá haya candidatos que quieran hacer algo para el país, los argentinos no nos sentimos identificados plenamente con nadie, exceptuando a los simpatizantes del FPV que son fundamentalistas.
Estamos en un punto en el que solo resta rascarnos para adentro, intentar sobrevivir. Y si alguna voz te dice:” comprometete, hacé política!” no puedo, ya que para sostenerme con ésta hiperinflación disfrazada de estabilidad, trabajo demasiado para darle estabilidad a mi hijo, por suerte tengo trabajo y no pertenezco a los desocupados fantasma que no incluye el INDEC.
El 27 hagamos lo mejor posible al emitir el sufragio, otra no hay.

Anuncios