2014 Australia2013 fue un año muy triste, en mi vida, en el mundo, y especialmente en Argentina. Mi tristeza personal se reflejó en que escribí muy poco en un año que fue muy complicado, siempre al borde del abismo, pero sostenida por las cuerdas de mis amigas y mis amigos, eso hizo que no me caiga. Hacia fin de año el espectro empezó a cambiar, curioso, siempre mi vida cuando empieza a girar hacia arriba, cuando yo lo describo como que Dios me pone la mano en la nuca y empieza a llevarme, es en octubre. Debe ser como volver a nacer, yo nací en noviembre, en octubre estaba por ver la luz. Cuando octubre se presenta sonriendo, es siempre el anuncio de que el año próximo será bueno. Esta vez la enseñanza es estar atenta, tomar todas las oportunidades que Dios me va a regalar!!! Y sé que serán muchas.

¿Y el amor? No sé, no se ha asomado, pero hace muchos años, el amor también se presentó en octubre, este año no fue el amor, fue el motor para arrancar y sacar fuerzas de donde sea para renacer, para volver.

He tenido grandes satisfacciones, mi hijo terminó el año escolar de manera impecable y he podido premiarlo por su esfuerzo. Sé que el 2014 me va a dar la posibilidad de llenar los casilleros que quedaron vacíos desde hace varios años, así que con toda la esperanza quiero compartir con ustedes mi deseo que éste 2014 podamos sentir la satisfacción que Dios, la vida, nuestros amigos nos llene el corazón, el alma y podamos enfrentar un año que se vislumbra difícil en ésta linda Argentina.

¡Feliz 2014!

Anuncios