Solterona¡Vos tenés que tener un novio!… ¿Cómo, una mujer inteligente no tiene novio?… ¡Sos rara! ¿Ningún muchacho te invita a salir?… y frases como estas me invaden todo el día, madre, vecinos… etc.

A veces pienso que sin fumar Virginia Slims, hemos recorrido un largo camino muchachas, pero la verdad es que la mayor parte de las mujeres, aún precisa de un hombre para sentirse completa, y algunas no somos así.

Mi terapeuta observa que como mujer de la generación del ’60 no tengo el gran problema que carga la mayoría: “El miedo a la soledad”. La verdad es que nunca tuve ese miedo,  ni siquiera de adolescente. Me casé cuando la mayor parte de mis amigas iban por el segundo o tercer matrimonio, nada aceleraba el proceso. En mi caso particular esperé el momento. Estuve muchos años casada y no funcionó, pero sinceramente no me fui a tirar a los brazos del primero que se cruce en mi camino, simplemente decidí seguir mi camino.

Amo mi soledad, que la llamo así para describirla de algún modo, porque no me siento sola. Mi mundo incluye a grandes autores y excelentes músicos con quien tengo citas a demanda. Me rodean mis libros, mi música, mis películas y cuando el corazón se acelera porque tiene mucho para contar, la música la hago yo, las letras las combino y los personajes aparecen susurrándome historias.

Me pregunto a qué tienen miedo la mayor parte de las mujeres porque muchas veces las veo que aceptan a personas a su lado que a los pocos días no soportan su presencia.

El amor es algo muy grande como para usarlo de parche. Estoy sola porque lo elijo, porque el día que decida compartir mi bienestar será por alguien con quien pueda conversar horas sin que se acabe el tema, que disfrute de las muchas de las cosas que yo disfruto y que me aporte como yo también lo haga con él.

Amar es sentirse completo no usar un sujeto como un placebo.

Anuncios