image

No es tarea fácil ser la primera esposa. Somos la que conocemos al hombre en estado virgen, y no hablo de su sexualidad sino de su aproximación a la vida, al mundo.
En nombre del amor y de la futura familia cargamos con el peso de la ignorancia de ese señor en referencia a las responsabilidades, y la mujer sexy que había conquistado el corazón de ese hombre soñado, indefectiblemente se tiene que volver madre antes de sus propios hijos de ese hombre que tiene a cargo.

Hasta que la muerte nos separe
Frase acertada para las primeras esposas. Así nos hayamos divorciado siempre tendremos el estigma de ser la primera. Las que nos siguen nos ven como a una sombra, el señor con esa gran cuota de inmadurez masculina nos sigue culpando de que no fue James Bond porque interceptamos su vida. El jamás se hará cargo de nada.

¿Test de inmadurez para futuros maridos?
No se si haya mujer que sea capaz de solicitarlo ya que nosotras en el momento de casarnos cometemos el error de creer que nos casamos con el hombre perfecto, y que si no lo es nuestro amor lo va a cambiar ¡MENTIRA!
Si bien ellos son inmaduros nosotras también lo somos en el momento del ¡Sí, quiero! La diferencia es que cuando la rutina nos cacheteó convenciéndonos de que las princesas y los príncipes  no viven en un dos ambientes interno y alquilado nos hacemos cargo de lo que sea, mientras ellos siguen sosteniendo que pasaron de príncipes a plebeyos por nuestra culpa.

¿Es mejor ser la segunda?
Yo estoy convencida de que sí. La segunda disfruta de un hombre más maduro, el que ya tiene una estúpida a quien echarle la culpa de todo. Por lo general ya tiene una estabilidad económica, o sea, no va a tener que pelearla económicamente y encima no es responsable ante sus ojos de las frustraciones con que carga el señor. Y si la segunda es la primera de otro, la  va a defender sin darse cuenta de que él hace lo mismo que ese señor con su primera mujer.
Para cerrar éstas observaciones voy a contar algo que sucedió hace cuatro años. Se muere el marido de una de mis amigas, ella era su tercera esposa. Para cremarlo tuvieron que ubicar a su primera esposa aunque él estaba divorciado y casado con otra y vuelto a divorciar. Hasta que la primera no apareció a firmar, no lo cremaron, por eso, si sos la primera tené en cuenta que SIEMPRE es “Hasta que la muerte nos separe”.

Anuncios