Estoy cansada de las cosas que antes pasaba por alto o me resultaban apenas graciosas. Hoy no quiero negociar con ellas, pero la hipocresía en la que uno vive obliga a que hagamos silencio.
Las redes sociales dejaron al desnudo patologías sociales con las cuales convivíamos sin darnos cuenta, y la más oscura es la mentira.
La mentira es una de las peores enfermedades sociales, todos mienten dice Hugh Laurie a través de su personaje el Dr.House y tiene razón, pero a pesar de sus comentarios ácidos y acertados los guionistas lo pintan como un ser odiado, drogadicto, portador de las angustias más grandes, ¿cuál es el mensaje? mirá la vida con lentes de color rosa porque si te los sacás vas a ser el tipo más infeliz del mundo.
Argentina tiene una multinacional de mentiras. Tuvimos presidentes que nos prometieron “cohetes a la estratósfera” y “otras” que prometieron el tren bala cuando los trenes comunes son tan desastrosos en un sistema corrupto, que día a día mata gente.
Sin ir más lejos, los argentinos sabemos que estamos en default pero el gobierno insiste que no igual que los periodistas que adhieren a la causa. La inflación es algo que nos está matando, pero de acuerdo al gobierno es paupérrima.
Tenemos un vicepresidente procesado, pero se sigue mintiendo en la cara de todos. Es más, cumple funciones de presidente, a ver, un procesado dirige ocasionalmente los destinos del país. Se miente para apartar a quienes lo puedan acusar, o sea, se apela a la mentira para sostener la corrupción. Podríamos decir que hoy Argentina es gobernada por la mentira.
Todos mienten, de arriba hacia abajo. Miente el rico, miente el pobre y quienes somos parte de la clase media tenemos exponentes de la mentira que son profesionales.
Si le preguntás cuánto pesa a una amiga que ves que está muy gorda y te expresa su angustia por adelgazar, a menos que la lleves al programa “Cuestión de Peso” (que creo no existe más) te va a decir 20 kg. menos. ¡La edad! El otro día veo en Facebook a una persona con la cual trabajé agradeciendo los saludos por su cumpleaños n° .., diez menos de los que tiene.
Mujeres que se inventan relaciones, que se inventan una vida exitosa que no se refleja en su día a día. ¡Todo es un asco!
Una vez un político propuso a sus colegas que dejen de robar dos años para sacar adelante el país y no le hicieron caso, yo hoy quiero proponer que dejemos de mentir. Si no sos del gobierno empezá por lo básico blanqueá tu edad y tu peso, y no te inventes una vida ficticia quien te dice que observes por primera vez y te enamores de vos y tu circunstancia. A fin de cuentas con la mentira nos está yendo mal, probemos con la verdad, quien te dice que sea el camino para encontrar un mundo mejor.

Anuncios