Pasión, en solo un quinto de segundo un pasaporte al cielo o al infierno.

Anuncios