Se dice ciencia

Primero fueron los alimentos, y con mucho sacrificio el ama de casa se aprendió a ser maga de su hogar poniendo el alimento en la mesa de alguna manera. Luego vino la escasez de papel higiénico y me imagino que en un país donde no es usual encontrar bidets como en Argentina e Italia se debe haber complicado. No terminó ahí, los apósitos femeninos y los tampones también desaparecieron, y realmente me pregunto qué habrán hecho cuando pusieron a la venta un apósito lavable, lo más antihigiénico que podamos experimentar.

La situación hoy es GRAVE, en Venezuela no hay preservativos.

No solo la fertilidad se pone en juego, la salud también

descargaEl preservativo existe desde hace mucho tiempo, pero en la década de 1980 tomó protagonismo frente al VIH, antes se creía que solo era para evitar embarazos, luego este insumo protagonista de bromas e ignorado se tornó un héroe al…

Ver la entrada original 200 palabras más

Anuncios