lagrimas¿Por dónde puede pasar una lágrima y adonde puede llegar?

Esa lágrima fue su compañera en las noches de silencio, de dolor, de tristeza y de hastío. Fue la única que jamás la abandonó. Fue testigo de sus peores momentos y de los mejores, la lágrima… esa compañera.

La lágrima se puso triste, pero ella no sabía como llorar, era la protagonista del llanto, sin divismos. No sabía como, rodaba por las mejillas para perderse en el fondo del alma, donde solo ella podía penetrar.

El camino fue largo, una infancia triste, una adolescencia horrible, crecer, formar una familia, perderla… perder la dignidad de un buen trabajo… vacío de corazón, de alma. Suspiros con marcas de dolor… la lágrima.

Y un día será ella la que rodará y llegará a su destino… ¿dónde será?…

 

 

 

Anuncios